Categoría: Caña de lomo ibérico de cebo

Los productos ibéricos son perfectos para degustar en cualquier ocasión. Como aperitivo, con un buen vino, una buena compañía, tu pareja, tu familia, tus amigos… Y, entre ellos, la caña de lomo ibérico de cebo es un aperitivo que no pasa desapercibido.

Sus finas lonchas y su sabor, hacen viajar a tu paladar hasta uno de los ecosistemas más nuestros, la dehesa extremeña, donde crecen los animales que nos permiten disfrutar de esta experiencia culinaria. Donde cuidamos y respetamos las técnicas más tradicionales de elaboración.

Todos nuestros productos están elaborados de forma artesanal y natural, con la receta de toda la vida. No existe ningún elemento artificial en el proceso, al igual que en la curación.

¿Qué caracteriza a la caña de lomo ibérico de cebo?

La caña de lomo ibérico de cebo proviene de los músculos espinal, semi espinal, lumbar y torácico del cerdo ibérico. Su carne es especialmente magra, apenas tiene grasa externa, y presenta un veteado característico provocado por sus infiltraciones de grasa en el músculo.

A diferencia de otros embutidos, la caña de lomo de cebo ibérico no contiene carne picada de otras zonas del animal; toda procede de su lomo. Y su curación se asemeja a la del jamón, se realiza en sal.

Por otro lado, todo producto ibérico procede de animales de esta misma raza que, como mínimo, deben tener un 50% de pureza. La diferencia respecto a otras piezas similares, se basa en su alimentación.

A la hora de comprar una caña de lomo ibérica, podemos distinguir si es de bellota o de cebo en función a su categoría. Normalmente, la primera suele destacar por su calidad, pero la segunda no se queda atrás. 

A pesar de que el animal se alimenta a base de piensos, leguminosas y cereales, está todo perfectamente controlado para asegurar el bienestar del animal y la calidad del producto. Estos piensos están compuestos por trigo, maíz, cebada y cereales naturales, que hacen que crezca sano.

Al corte, hablamos de un embutido caracterizado por un color rosado y una grasa intramuscular en forma de veteado que aporta sabor y textura. Siendo, además, muy saludable para nuestro organismo.

Bondades de la caña de lomo de cebo ibérico

Todo el proceso de elaboración y curación de la caña de lomo ibérico de cebo es natural, y esto le confiere propiedades muy beneficiosas para la salud.

En cuanto a su elaboración, la carne del lomo se adoba con pimentón, ajo, orégano y sal. Tras unos días de reposo, se introduce en la tripa y pasa a curación. Este proceso es crucial, porque es cuando adquiere ese sabor tan característico e intenso que nos atrae.

Junto con el jamón, la carne del lomo ibérico es una de las más valiosas en nuestra gastronomía. Y no solo por su sabor, sino también por los grandes beneficios saludables que ofrece.

Por ejemplo, contiene vitamina B1, perfecta para combatir la depresión o el estrés, o vitamina B3, que ayuda al bombeo del corazón y a la correcta circulación de la sangre. Además, contiene proteínas y aminoácidos esenciales que nos ayudan a regenerar y crear nuevos tejidos. Y, lo mejor de todo, ¡contiene pocas calorías!

Por todo ello, la caña de lomo de cebo ibérico es el tentempié perfecto. Nos permite disfrutar de un gran sabor y mantener nuestra salud en niveles óptimos, eso sí, siempre que no se consuma en exceso.

¿Cómo elegir una caña de lomo de cebo ibérico?

Lo mejor a la hora de elegir una caña de lomo ibérico de cebo, es atender a los gustos de nuestros comensales. Así, puedes elegir la intensidad de sabor, color, textura, apariencia del veteado…

Lo que sí que te recomendamos, es que el producto sea ibérico. No importa la pureza de la misma, sino que se pueda garantizar la trazabilidad del producto y su calidad.

 

Productos similares: Morcilla ibérica de bellota

Morcón ibérico

× ¿Cómo puedo ayudarte?