Categoría: Lomito ibérico de bellota

Se podría decir que el lomito ibérico es el hermano pequeño del lomo ibérico. En algunos aspectos son muy similares, pero verás que también presentan algunas diferencias que son las que provocan que existan opiniones divididas.

Si te gusta el vino, los lomitos ibéricos de bellota tienen grandes posibilidades de maridaje. Sin embargo, los expertos dicen que la mejor experiencia es degustarlo con un Tempranillo. Sin duda, una mezcla de sabores exquisita.

Sus notas ahumadas, su jugosidad, sabor y suavidad, hacen de este embutido una de las más atractivas de toda la familia de embutidos ibéricos. Y, todo ello, sumado a las técnicas tradicionales que empleamos en su elaboración y curación, lo hacen aún más irresistible.

¿Qué es el lomito ibérico y en qué se diferencia del lomo?

Aunque, a priori, pueda parecer que el lomito ibérico y el lomo son un mismo producto, no es así. Ambos gozan de gran prestigio y son admirados en la gastronomía española, pero presentan algunas diferencias.

Sus diferencias se basan principalmente en el peso, aspecto que presentan y también en su carne. Lo cual aporta matices de sabor y textura distintos en cada pieza. 

La carne del lomito ibérico suele ser más grasa, presenta vetas de forma evidente y es algo dura en el paladar. Sin embargo, la del lomo es menos grasa, más suave y tierna en la boca. No hay ninguna mejor que otra, todo es cuestión de gustos.

En cuanto al peso, es lógico pensar que los lomitos ibéricos de bellota son más pequeños que el lomo. En concreto, los primeros suelen pesar entre 200 y 300 gramos, y el segundo incluso puede llegar hasta los 2 kilos.

La carne que se usa para elaborar el lomito ibérico, procede de la cabeza del lomo y de otra situada sobre la paletilla. Además, al igual que otros productos ibéricos, este puede ser de bellota o de cebo; si es de bellota es que se alimentó a base del fruto de la encina y el alcornoque; si es de cebo, a base de piensos, cereales y leguminosas.

¿Por qué comprar lomito ibérico de bellota?

Su carne rojiza y brillante, las vetas que presenta y el aroma que desprende, pueden ser razones más que suficientes para comprar lomito ibérico de bellota. Pero podemos añadir más:

– Es un embutido que no puede faltar en una reunión, celebración o cena importante. Siempre están presentes. Adornando y amenizando la velada.
– Se trata de la pieza más jugosa y exquisita que se puede extraer del cerdo ibérico. En otras palabras, el lomito ibérico tiene un carácter exclusivo.
– Es una pieza que apenas ocupa espacio y no es, ni mucho menos, de los productos ibéricos más caros del mercado.

Por otro lado, el precio del lomito ibérico variará en función del peso, raza del animal y tipo de alimentación, pero no es demasiado elevado (comparado con otros). Con lo que esto supone otro punto a favor para decantarse por él.

Lomitos ibéricos de bellota elaborados con tradición

En Ceballos Maya elaboramos los lomitos ibéricos de la forma más tradicional que sabemos, sin artificios ni componentes que puedan alterar la calidad de la materia prima. Además, su producción está limitada a dos piezas por animal, y esto hace que hablemos de un producto muy exclusivo.

En su elaboración sólo intervienen el pimentón, el ajo y la sal. Ingredientes naturales que hacen posible que puedas poner en tu mesa un lomito ibérico de aroma, infiltración de grasa y color intenso característico.

De forma artesanal, una a una, revisamos las piezas durante su curación para, así, asegurarnos de que reciben el aire necesario y curen bien. Por ende, elegir lomito iberico, es elegir calidad, bienestar y placer.

Quizá pueda interesarte: Caña de lomo de bellota 100%

Cabecero de lomo ibérico

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?