Categoría: Lomito de presa ibérica de bellota

Degustar una pieza de lomito de presa ibérica de bellota, es un placer al que pocos se pueden resistir. Es el sabor perfecto para acompañar una buena noticia, una celebración, un éxito, un encuentro, una reunión… Cualquier excusa es buena.

El lomito de presa ibérica de bellota es uno de los grandes productos que podemos extraer del cerdo ibérico. Para muchos, el caviar de las dehesas. El que lo prueba, siempre quiere repetir.

Se puede consumir de múltiples formas; seco, crudo, asado… Sea como sea, la explosión de sabor está garantizada. Tu paladar podrá disfrutar de una pieza gastronómica de carne sabrosa, jugosa y mejor sabor.

En Ceballos Maya tratamos al lomito de presa ibérica de bellota con todo el respeto que merece, pues estamos hablando de un embutido de alta categoría. Y es que elaboramos todos nuestros ibéricos de forma artesanal. Con la receta de toda la vida que nuestro abuelo nos enseñó.

Solo con los procesos de toda la vida, es que conseguimos obtener productos únicos y de gran valor gastronómico. Libres de impurezas y artífices. 

¿Qué es el lomito de presa ibérica de bellota?

Estamos ante una pieza especialmente aclamada por su raza, así como por el tipo de alimentación que recibe, pues ambos aspectos condicionan su valor y precio en el mercado.

El lomito de presa ibérica de bellota procede de cerdos criados en libertad y que, además, se han alimentado a base de bellotas. Además, nuestros cerdos han tenido toda la dehesa extremeña para ejercitarse y vivir en unas condiciones óptimas.

Estos cerdos deben tener al menos un 50 % de pureza en su raza ibérica, y solo se encuentran en enclaves muy específicos, como lo es Extremadura y su dehesa.

Su carne es extraída de la zona que se encuentra sobre la paletilla, caracterizándose principalmente por la grasa intramuscular que acumula, la cual le da un sabor muy jugoso a esta pieza. Según los expertos, el lomito de presa ibérica de bellota es una de las piezas de más calidad procedentes del cerdo.

En cuanto al sabor, cuenta con una textura muy suave y untuosa. Además, al corte se puede distinguir por su veteado, presentando un color rojizo con matices púrpura. Por tanto, su apariencia es atractiva tanto para la vista como para el olfato.

Producto artesanal, de gran calidad y sabor

Los métodos de elaboración del lomito de presa ibérica de bellota pasan por lo artesanal, lo natural y lo tradicional. Al igual que el resto de nuestros productos, que preparamos con la misma receta de 1950 que heredamos de nuestro abuelo.

La calidad y el sabor son prioridad en nuestra familia. Por eso, evitamos introducir maquinarias y tecnología que puedan alterarla. En concreto, para preparar el lomito únicamente usamos la carne extraída del animal, aliñada con pimentón y sal.

Posteriormente, este pasa 3 meses en proceso de curación. Y, para ello, se almacena en secaderos y bodegas naturales con condiciones controladas.

Cada bocado de lomito de presa ibérica de bellota es especial. Su sabor intenso hace que disfrutes de una experiencia gastronómica deliciosa que no deja indiferente. Y que sin dudas deja ganas de volver a repetir.

Recomendaciones de consumo del lomito de presa ibérica

El modo más adecuado de consumir una pieza de lomito de presa ibérica de bellota, pasa por sacarla del envase al menos 48 horas antes de ponerlo en la mesa. De este modo, facilitamos que el producto pueda secarse y aclimatarse a las condiciones de temperatura y humedad.

Una vez abierto y consumido, debes guardar el sobrante en el frigorífico y cubrirlo con papel film para evitar que la carne se seque. En este sentido, cuando vayáis a volver a consumir el lomito de presa ibérica de bellota, acuérdate de sacarlo varios minutos antes para que vaya cogiendo temperatura ambiente.

 

Quizá te interese: Salchichón cular extra

Caña de lomo ibérica de cebo

× ¿Cómo puedo ayudarte?