¿Qué hago con el hueso de jamón?

El hueso de jamón ibérico es para muchos chefs uno de los secretos mejor guardados detrás de la exquisita gastronomía tradicional española. Ese potaje de la abuela o esos garbanzos del cuñado que no hemos podido igualar, seguramente tengan como secreto un caldo de huesos de jamón.

Bien dice un dicho que “cochino en navidad… ¡Feliz hasta carnaval!”. Desde tiempos ancestrales hemos sabido aprovechar cada gramo de este precioso animal que nos trae alegrías durante todo el año. Por ello, cada vez que se elaboran loncheados una pieza, se prepara el hueso cuidadosamente.

No es ningún secreto que el jamón ibérico es una de las joyas más apreciadas en todos los rincones del planeta. Sin embargo, lo que pocas personas conocen es que después de la última loncha, aún hay muchísimo sabor concentrado en el hueso del jamón.

Aprender cómo aprovechar el hueso del jamón no sólo nos permite extraer al máximo el sabor ibérico hasta el final. El caldo con huesos de jamón produce una de las bases culinarias más potentes y versátiles de la gastronomía española y mediterránea.

Adicionalmente, el hueso del jamón es uno de los alimentos más nutritivos para nuestras mascotas. Veremos también cómo usar los huesos de jamón para perros como parte de una dieta rica en nutrientes y que por supuesto, adorarán. 

Empecemos por el principio, veamos la forma más sencilla y rápida de convertir un hueso de jamón en un caldo potente y lleno de sabor.

Caldo con hueso de jamón

Aquellas personas que compran jamón sin hueso están perdiendo una de las armas más importantes en la cocina ibérica tradicional. El caldo con huesos de jamón proporciona una excelente base para sopas, guisos, legumbres y salsas.

En primer lugar, debemos aprovechar todo el jamón hasta que no quede nada en el hueso. Para los paladares más experimentados, el jamón pegado al hueso es la parte más suculenta de toda la pieza. Aquí está la carne que más ha absorbido el aroma del proceso de maduración.

Una vez que hemos limpiado el hueso debemos aprender cómo cortar el hueso del jamón para una manipulación más práctica. Este es quizás uno de los procesos más engorrosos del uso del hueso del jamón para caldo.

Cortar el hueso en piezas más pequeñas no sólo hace que sea más fácil de usar, nos permite conservarlo por mucho tiempo en el congelador. De hecho, un trozo de hueso cortado y bien empaquetado, puede durar meses sin perder sus cualidades.

Si prefieres hacerlo personalmente, te recomendamos tener una buena sierra y que protejas tus ojos y manos a la hora de cortarlo. Lo mejor y más sencillo es pedirle a tu carnicero de confianza que corte el hueso con las máquinas especiales para cortar huesos del jamón.

Pídele que te prepare piezas de más o menos 5-10 centímetros. Estas piezas puedes empaquetarlas en bolsas de congelación o bolsas de vacío y guardarlas en tu congelador.

¿Cómo hacer un caldo de hueso de jamón?

Para un caldo de 5 estrellas debemos poner a hervir unos dos litros de agua para dos o tres piezas de hueso de jamón. A medida que el agua hierve se irá generando una espuma terrosa en la superficie. Con la ayuda de una espumadera, debemos retirar estas impurezas hasta tener un caldo limpio y cristalino.

El hueso del jamón es esencialmente salado por lo que te recomendamos ir midiendo el grado de sal del caldo. Si quieres darle un toque especial puedes agregar una hoja de laurel, un diente de ajo o tu especia favorita, aunque por sí mismo el caldo será lo suficientemente apetitoso.

Este caldo puedes colarlo, usarlo inmediatamente en una deliciosa sopa de hueso de jamón o congelarlo para usarlo en tus legumbres, guisos y salsas.

Aprovecha los huesos de jamón para los perros 

Nuestras adoradas mascotas merecen lo mejor. Como parte integral de nuestra familia, siempre buscamos las mejores alternativas para su nutrición saludable. Los huesos de jamón para perros es una de las formas más nutritivas y deliciosas de consentir a nuestros fieles amigos.

Cómo aprovechar los huesos del jamón para perros es una forma de satisfacer muchas de sus necesidades. Primero, los huesos del jamón permiten a los perros saciar sus necesidades de roer, morder y divertirse con la comida. Para muchos veterinarios esta actividad desarrolla sus instintos y calma su ansiedad.

Existen opciones prácticas y económicas como el hueso de jamón Mercadona o huesos de jamón para perros de algunas empresas especializadas. Es importante que sepamos que los huesos de jamón para perros no sustituyen su alimentación sino que proveen un pequeño y delicioso capricho.

Al comprar un jamón entero loncheado en nuestra web, recibirás los tacos de jamón ibérico además de el hueso en trocitos. Toda la delicia de los cerdos ibéricos de Ceballos Maya son desde el tocino hasta el hueso, uno de los mayores tesoros de nuestra gastronomía.

Disfruta de uno de los mayores placeres de la vida: ¡Derretirse ante el encanto del cerdo ibérico! 

× ¿Cómo puedo ayudarte?